Fête de l'Escalade 2017

En la noche del 11 al 12 de diciembre de 1602, las tropas saboyanas asaltaron la ciudad de Ginebra intentando escalar por encima de su muralla. El Duque de Saboya, quien había perdido su antigua colonia ginebrina, quiso recuperarla de esta forma.

La batalla fue dura pero los ginebrinos defendieron su ciudad con heroicidad; se pueden mencionar muchos ejemplos del coraje que demostraron: uno especial es el de «Mère Royaume», que subió sobre la muralla y vertió el contenido de su olla de sopa sobre la cabeza de un saboyano.